The Cure - Disintegration


viernes, 10 de mayo de 2013

¿El huevo o la gallina? (Esta vez... la respuesta)

Por Alberto Rojo

¿Cuál fue primero?
La pregunta sonará infantil, pero tiene una respuesta científica (si no estaríamos fritos).
A los que quieran entretenerse con planteos de este tipo les recomiendo La Magia de la Realidad (del biólogo Richard Dawkins), un libro desmitificador que está publicitado para chicos (tiene unas ilustraciones bárbaras), pero que igual está muy bueno para adultos.
En el libro, Dawkins refuta científicamente un montón de mitos y, si bien no habla del huevo y la gallina específicamente, en el capítulo 2 plantea una pregunta parecida -¿quién fué la primera persona?- y la contesta con un experimento mental que es una joyita pedagógica.
Agarrá tu foto, y encima poné una foto de tu papá, y encima una de tu abuelo paterno, y encima una del papá de tu abuelo paterno y seguí así (supongamos que podés conseguir todas las fotos) por generaciones y generaciones hasta llegar a 185 millones de fotos. En algún momento vas a cruzar el año de la invención de la fotografía por supuesto, pero es un experimento mental.

Y ahora viene la pregunta del millón: ¿cómo crees que sería la cara de tu tatarabuelo número 185 millones, el de la última foto que pusiste? ¿Un hombre de las cavernas como el de Los Picapiedras?
No, tu tatarabuelo 185 millones es un pez. Y tu tatarabuela 185 millones también.
Los cambios evolutivos se van produciendo gradualmente, de modo que tu tatarabuelo 170 millones sería una especie de lagarto, el 45 millones un marsupial, el 250 mil ya parecido al chimpancé, el 50 mil ya es el Homo erectus, parecido a nosotros (los Homo Sapiens). El tatarabuelo 4 mil ya es Homo Sapiens, quizás con cejas más anchas, pero uno de nosotros.

Lo interesante del experimento es que cada miembro de la foto se parece al anterior y es de su misma especie, de modo que no hay un momento (o una foto) preciso en el que aparece el primer humano. Las fronteras son difusas, como cuando se pasa del día a la noche: a las 10 de la mañana es de día y a las 23 en punto es de noche, pero no hay un instante preciso cuando empieza la noche.
El problema del huevo o la gallina sería similar a decir ¿Cuál fue primero, la placenta o el ser humano? Sin placenta no hay ser humano y sin ser humano no hay placenta.  El Homo Erectus tenía placenta, antes de que hubiera Homo Sapiens, del mismo modo que los antecesores de la gallina ponían huevos. Pero como no hubo una primera gallina, tampoco hubo un primer huevo que contenía una gallina adentro. Entonces la respuesta es: ninguno de los dos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada